A partir de la película “Cincuenta sombras de Grey”, se hicieron conocidos los juegos de poder dentro de los encuentros sexuales. La realidad es que éstos siempre existieron, desde “El Marqués de Sade”, pasando por la película “La secretaria”, se han evidenciado distintas formas de sumisión y dominación. Hoy hablamos de BDSM, para nombrar a un conjunto de prácticas sexuales extremas y no convencionales donde el juego de poder es el protagonista.

Qué es el poder?

Es la capacidad que tiene una persona de influir en la conducta de otra.

Cómo?

Partiendo de una situación de CONSENSO, los participantes se lanzan a este juego en forma VOLUNTARIA y construyen escenas sexuales donde una parte es la dominante y otra la sumisa. BDSM no es improvisación, requiere de meditación y planificación previa, control de la situación, complicidad entre los participantes, creación de palabras y códigos de seguridad, precaución y mucha consideración por el otro.

Dónde esta el goce?

Ésta práctica se basa en la confianza y en la entrega absoluta, donde ambos gozan en este juego: el que ejerce el rol dominante disfruta manteniendo la iniciativa y el control y el que ejerce el rol sumiso obtiene el placer al entregarse y ser dirigido.
Amo y esclavo poseen un rol complementario y necesario.
El objetivo de éstas prácticas, no es buscar el orgasmo en la relación sexual, el placer se encuentra en el juego mismo, y el orgasmo surge como consecuencia. Tampoco se trata de someter al otro al dolor, es mucho mas abarcativa. Posee una filosofía, una estética, un mundo erótico particular, complejo y eróticamente rico.

Qué significa BDSM?

B= bondage (juegos con cuerdas)
D= dominación-disciplina
S= sumisión-sadismo
M= masoquismo

Quién lo practica?

Lo practica gente de toda índole, sin distinción de sexo, género, orientación sexual, religión, clase social o lugar del mundo.
No hay estadísticas confiables, pero se cree que el 25% de la población, realiza o ha realizado alguna vez, prácticas bdsm, suaves o severas. También se cree que el 90% de la población mundial tuvo, tiene o ha tenido FANTASÍAS relacionadas con el juego de poder.

Cuáles son los límites?

El límite lo ponen los participantes, pero siempre deben ser:
Seguras, los participantes deben saber el material que se va a utilizar en el desarrollo de la relación y tomar las medidas preventivas necesarias.
Sensatas, en cuanto a la capacidad razonable de decisión por parte de los actores, no alterada por drogas o bebidas y acorde con la experiencia de cada participante, sabiendo diferenciar fantasía y realidad.
Consensuadas, en cuanto a que los participantes estén de acuerdo sobre la forma e intensidad con la que se realicen,
e igualmente que dicho acuerdo pueda rescindirse en cualquier momento.

Entonces….

Me animo?

Animarse está en cada uno, se puede incorporar dentro del juego sexual, poniéndole pimienta a la relación, para salir de la rutina,
o se puede comenzar el camino hacia un nuevo descubrimiento y destacarlo como práctica protagonista.
Hay tantas variantes como personas lo practiquen.

.

Lic. Viviana Wapñarsky
Lic. en Psicología | Sexología Clínica